Las costillas de cerdo provienen de la panza de cerdo y son conocidas por su sabor delicioso. De este corte obtenemos dos partes: panceta y costillar. La panceta se prepara a partir del costado, después de separar la pierna, paleta, lomo y costillas laterales. Los extremos anteriores (paleta) y posteriores (pierna) de la panceta, deben estar razonablemente rectos y paralelos.

Las costillas laterales como se les conoce comúnmente, se separan de la panceta, dejando una cubierta mínima de carne en la costilla y el esternón. La carne de la falda generalmente permanece intacta, pero toda la grasa suelta debe ser separada y no debe haber huesos de costilla rotos.

De las costillas de cerdo puedes obtener los siguientes cortes:

  • Costilla
  • Falda
  • Sobrebarriga
  • Tocineta
  • Tocineta con costilla
  • Tocino barriguero

¿Cómo debes adobar las costillas  de cerdo?

El adobo es una técnica culinaria de conservación que consiste en introducir las carnes crudas en un líquido (salmuera) o seco elaborado a partir de una combinación de especias u otros ingredientes  con el objetivo principal que adquieran un sabor más potente al ser cocinados.

Solo debes tener en casa estos dos ingredientes para preparar tu adobo: Sal gruesa y tomillo. Mezcla estos ingredientes en un bowl y agrega las costillas durante al menos 24 horas para que la carne pueda impregnarse de todo el sabor y aroma. Transcurrido ese tiempo, te enseñaremos algunos tips de cómo preparar costillas de cerdo sin horno ¡Ya verás que el sabor que tiene es completamente diferente y más potente!

3 tipos de salsas para acompañar tus costillas de cerdo

  • Salsas con vinos: La carne de cerdo combina a la perfección con el vino blanco o tinto. Para hacerla, mezcla un poco de mantequilla y aceite en una sartén y sella la carne de cerdo. Cuando esté bien dorada , vierte una taza de vino blanco. Deja reducir a la mitad y mezcla con un poco de crema de leche.
  • Salsa BBQ: Es la salsa tradicional para las costillas, su sabor es dulce y agrio a la vez. Para hacerla coloca en una sartén una cucharada de aceite de oliva, cebolla finamente picada, un diente de ajo y una cucharadita de azúcar morena.
  • Salsas con frutas: La piña o el mango son dos de las frutas preferidas para acompañar los cortes de cerdo, son frutas agridulces que combinan muy bien y ayudan a potencializar el sabor de tu receta.

¿Cómo preparar costillas de cerdo sin horno?

  1. Costillas de cerdo en sartén: Prepara la sartén, cuando estés listo para cocinar las costillas, ponlas en fuego medio bajo y cúbrelas con una hoja de papel aluminio. Es importante que te asegures de utilizar una sartén profunda, las costillas producen demasiado jugo. Puedes utilizar una sartén de vidrio o metal.
  2. Costillas de cerdo a la parrilla: A fuego lento coloca las costillas sobre la parrilla, el lado del hueso debe tocar la parrilla. Cada 30 minutos aproximadamente agrega un poco de carbón para mantener la cocción. Las costillas de cerdo son perfectas para acompañar con una rica salsa BBQ.
  3. Costillas de cerdo sudadas: Pon en una olla exprés las costillas de cerdo picadas entre 30 y 40 minutos, al sacarlas acompáñalas con un buen arroz blanco y papas sudadas o en hogao.
  4. Costillas de cerdo a la plancha: Pon a calentar la plancha y agrega las costillas de cerdo a cocinar con un poco de aceite. Pon a dorar todas las caras entre 4 y 5 minutos aproximadamente a fuego bajo.

¿Y tú cómo prefieres cocinar tus costillas de cerdo? Disfrútalas en una reunión especial o en tus almuerzos semanales. ¡Buen provecho!

Fuentes

https://www.cocinadelirante.com/

https://cookpad.com/co/

Costillas de cerdo en platos para cada ocasión – Medallones de cerdo en salsa de miel y mostaza – Disfruta un delicioso lomo de cerdo a la plancha – Chuletas de cerdo en salsa de vino tinto para diciembre

Deja un comentario

Su email no será publicado

entradas recientes

nuestras recetas
recomendadas

NO TE PIERDAS ESTA
PREPARACIÓN AL BARRIL

aprende todo sobre
cortes de cerdo