La mejor salsa para carne de cerdo depende de tus gustos y también del corte de carne al cual quieras dar sabor. Aquí tienes algunos tips y alternativas:

Elige la mejor salsa para carne de cerdo según el corte:

Al momento de elegir las salsas, es importante que tengas en cuenta dos tipos de cortes de carne de cerdo:

  • Cortes jugosos: la bondiola, el lomito o secreto y la panceta son las partes del cerdo más jugosas, las cuales tienen una buena cantidad de grasa, por lo que es recomendable disfrutarlas con las salsas más sencillas.
  • Cortes magros: los cortes magros son los que tienen menos grasa y por lo tanto son más secos, ideales para acompañar con las salsas que se te antojen; te dan la oportunidad de usar las más extravagantes.

Entre los cortes magros, el solomillo es el más reconocido por su sabor y textura, seguido por cortes como el abanico, la carrillada, los cortes que se extraen del lomo y el jamón.

Salsas sencillas para cortes jugosos

Si te decidiste por uno de los cortes de carne con más cantidad de grasa y por tanto, los más jugosos, entonces estas salsas sencillas serán deliciosas para acompañarlos.

Marinado con cítricos:

Aunque el marinado no se considera una salsa, puede ser todo lo que necesitas cuando se trata de los cortes de carne más jugosos, como la bondiola.

Para hacer un marinado que combina perfecto con el sabor del cerdo, puedes usar aceite de oliva extra virgen, zumo de limón o de naranja y un poco de ajo, luego mezclas todo y lo untas sobre la carne de cerdo para dejarla reposar un rato y que así absorba el sabor.

Salsa de vino blanco:

Esta preparación es una de las más sencillas; todo lo que debes hacer es cocinar el cerdo en un sartén a fuego alto, usa mantequilla para lograrlo, luego retiras la carne, agregas el vino blanco y permites que se reduzca más o menos a la mitad, mientras se integra con el jugo del cerdo dejado por la carne. Una vez se reduzca, terminas con un poco de crema de leche e integras.

Salsas de frutas:

Algunas frutas como las manzanas, las naranjas o las ciruelas combinan muy bien con el cerdo. Para preparar una salsa de manzana, lo primero es que elijas las manzanas de la mejor calidad, luego las cortas en trocitos y las cocinas en una olla, a fuego bajo.

Una vez pasan unos 10 o 12 minutos, agregas un chorrito de jugo de limón y un par de cucharaditas de azúcar morena; luego añade dos tazas de jugo de manzana y una pizca de canela. Si deseas, puedes darle un toque final con un poco de nuez moscada y jengibre. Cocina mientras remueves para integrar los ingredientes.

Salsas para cortes magros

La salsa para carne de cerdo que tiene sabores fuertes la puedes aprovechar para un corte más seco, de modo que la salsa será la protagonista y definirá también el resto del menú. Algunas recomendadas son:

Salsa de pimientos dulces: esta salsa para carne de cerdo

Tiene una preparación especial, ya que funciona para marinar la carne y luego debes cocinar el cerdo en esta misma salsa.

Para lograrlo, agrega en la licuadora 2 cucharadas de aceite vegetal, pimientos de distintos colores en trozos (rojo, amarillo y naranja son los recomendados), la cantidad de pimientos es según tu gusto. Añade también una cucharadita de azúcar morena, media cucharadita de ajo en polvo, una cucharadita de vinagre de arroz, un toque de salsa de soja y jengibre rallado.

Esta receta la puedes hacer al horno pero también en una olla de hierro.

Salsa de curry para cerdo:

Esta salsa combina de manera deliciosa con el solomillo o la carrillada.

Lo primero que debes hacer es sofreír la cebolla junto al ajo, ambos picados. Reserva cuando estén dorados y usa la misma sartén para añadir un poco de jengibre y anís estrellado.

Después de esto, incluye el corte de cerdo que elegiste; una vez dora por ambos lados, añade dos cucharadas de salsa de soja y dos cucharadas de jerez o de vino de arroz, según lo prefieras. Tapa la sartén y permite que se cocine por unos 10 minutos.

Aparte, mezcla una cucharadita de harina de maíz con una taza de caldo de verduras, puedes calentar esta mezcla en una olla aparte o en tu microondas.

Cuando veas que la carne de cerdo está casi lista, agrega la mezcla del caldo que acabas de calentar e integra, para luego añadir una pizca de azúcar. Cocina unos minutos más y permite que repose otro rato antes de servir.

Con estas alternativas, puedes elegir la salsa para carne de cerdo que más te guste y combinarla con cortes que te permitan preparar menús inigualables, ya que aprovechan al máximo las propiedades de los ingredientes elegidos.

Fuentes

Las tres mejores salsas para cada tipo de carne

Cortes de cerdo y cómo prepararlos

Las 8 mejores salsas para acompañar cerdo

Cerdo al curry

Deja un comentario

Su email no será publicado

entradas recientes

nuestras recetas
recomendadas

NO TE PIERDAS ESTA
PREPARACIÓN AL BARRIL

aprende todo sobre
cortes de cerdo